«Un cuerpo sano, es un recinto para el alma, uno enfermo, una prisión»

Disponible en sucursal: